Crisis en Venezuela: Cinco momentos y cinco protagonistas

ProtestaVenezuelaABR2017AP

 

El gobierno de Venezuela enfrenta un mes de protestas en las que la oposición reclama elecciones generales, y que ha dejado casi una treintena de muertos.

Estos son los cinco momentos y los cinco protagonistas de la severa crisis política y económica que sufre Venezuela, y que ha despertado gran preocupación internacional.

Momentos

2013: muerte de Chávez y elección de Maduro

El presidente Hugo Chávez, fundador de la “revolución bolivariana”, murió de cáncer el 5 de marzo de 2013.

Maduro, que era su vicepresidente y ungido sucesor, ganó las siguientes elecciones por un estrecho margen sobre Henrique Capriles.

 

2014: desplome petrolero

El precio del crudo, que llegó a estar en 100 dólares el barril, empezó a caer en 2014, hasta llegar a 33 dólares en 2016 y 44 en 2017.

Ese desplome recortó drásticamente las importaciones y se disparó la escasez de alimentos, medicinas e insumos para la industria, en medio de un férreo control de precios y de cambio.

Junto al deterioro económico, la oposición radical liderada por Leopoldo López se volcó a las calles para exigir la renuncia de Maduro, en protestas que dejaron 43 muertos entre febrero y mayo. Acusado de llamar a la violencia, López cumple condena de casi 14 años de cárcel.

 

2015: victoria opositora

En medio de la debacle económica, el chavismo sufrió en diciembre su peor revés en 17 años de gobierno, al perder de forma aplastante las elecciones parlamentarias.

Comienza entonces una severa crisis institucional: el gobierno, con el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el Consejo Nacional Electoral (CNE) y otros poderes públicos acusados de servir al chavismo, se enfrentan al Parlamento controlado por la oposición.

2016: referendo y diálogo fracasados

El TSJ hizo añicos los poderes legislativos de la oposición al declarar al Parlamento en desacato y anular todas sus decisiones.

La oposición se abocó a buscar un referendo para sacar a Maduro del poder, pero en octubre el CNE suspendió el proceso, argumentando acusaciones de “fraude” en la recolección de firmas, y postergó para 2017 las elecciones de gobernadores previstas para 2016.

La oposición convocó masivas protestas, pero la presión bajó cuando aceptó un diálogo con el gobierno, promovido por el Vaticano, a un alto costo político. En diciembre, los opositores pararon las negociaciones acusando al gobierno de incumplir acuerdos.

 

2017: vuelta a la calle

A fines de marzo, el TSJ asume las funciones del Parlamento y levanta la inmunidad de los diputados, lo que la oposición consideró un “golpe de Estado”.

Paralelamente, la Contraloría inhabilitó a Capriles para ejercer cargos públicos por 15 años. Esto deja fuera de una contienda electoral a los dos opositores con mayor aceptación en las encuestas, Capriles y López.

Tras fuerte presión internacional, los fallos del TSJ fueron anulados parcialmente. Pero la oposición se lanzó a la calle en abril para exigir la destitución de los magistrados, la autonomía del Parlamento y elecciones generales.

El gobierno descarta un adelanto de las presidenciales, pautadas para diciembre de 2018. Las protestas, que dejan dejan cinco muertos y más de 200 detenidos, tendrán una nueva jornada este miércoles.

 

Protagonistas

 

Nicolás Maduro

Electo en abril de 2013 para suceder a su mentor Hugo Chávez, quien falleció en marzo de ese año, el presidente Maduro encara una fuerte presión nacional e internacional por la escasez de alimentos y medicinas, agravada por la caída de los precios del petróleo.

El mandatario socialista, un ex conductor de bus de 54 años, cuenta con el apoyo de las instituciones del Estado, menos el Parlamento, controlado por la oposición desde enero de 2016.

 

Henrique Capriles
Capriles es el gobernador del estado de Miranda (norte) y en las presidenciales de 2013 fue derrotado por Maduro por un estrecho margen de 1,5 puntos porcentuales. Este abogado de 44 años es la cara más visible de los esfuerzos de la oposición para reemplazar el gobierno y lidera las protestas.

Pero no podría ser candidato en una eventual elección presidencial luego que fuera inhabilitado -a inicios de abril- para aspirar a cargos públicos por 15 años por supuestas irregularidades en su gestión.

Capriles ha llamado a Maduro dictador y “esperpento”, mientras que el mandatario acusa al opositor de “golpista”, “terrorista” e incluso con el insulto homofóbico “Capriloca”.

 

Vladimir Padrino López

Encabezada por el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, la Fuerza Armada reafirmó su “lealtad incondicional” a Maduro, mientras la oposición la exhortó a ser “leal” a la Constitución y a no “reprimir” sus marchas.

Las manifestaciones opositoras terminan por lo general en violentos enfrentamientos con las fuerzas del orden y ya dejan 28 muertos.

El analista político Benigno Alarcón dijo que Maduro “compró la lealtad” de los jefes militares entregándoles enorme poder político y económico.

 

Luis Almagro

Gobiernos aliados de izquierda, como Cuba y Bolivia, apoyan a Maduro en foros internacionales, mientras que Estados Unidos y países latinoamericanos, como Argentina, Brasil, Colombia y México, manifiestan su preocupación por la democracia del país petrolero.

La voz más crítica fuera de las fronteras venezolanas es el uruguayo Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que tacha a Maduro de “dictador” y ha pedido la aplicación de sanciones a su gobierno.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó convocar una reunión -aún sin fecha- de cancilleres para debatir la crisis, lo que motivó que Venezuela anunciara su retiro del foro.

 

Acreedores 

A pesar de la crisis, Venezuela ha cumplido con sus compromisos internacionales de deuda con acreedores como China y Rusia.

Cualquier acuerdo para obtener créditos de inversionistas extranjeros, incluidos contratos de petróleo, deben ser aprobados por el Legislativo de mayoría opositora, sin embargo, el máximo tribunal considera que la Asamblea está en “desacato” y sus decisiones son “nulas”.

Además, la corte decidió que el gobierno puede conformar empresas mixtas de hidrocarburos sin autorización de la cámara.

La estatal rusa Rosneft “no parece preocupada sobre los cuestionamientos de legalidad de la oposición para rechazar nuevos préstamos”, dijeron analistas de la consultora Eurasia en una nota el 6 de abril.”Lo último parece preocupar a los chinos”, añadieron.

 

*Con información de RCN

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios